miércoles, 7 de diciembre de 2016

Estos días.

En estos días la gente está como loca. 
Todos nos molestamos por qué son días importantes que de niños son pura magia y cambia a medida que vamos creciendo. Lo mejor es que cambie para bien. Pero no es el caso de todos y cada año hay cambios y se vuelve diferente. 

En la oficina veo gente está en modo "furtivo" o "redada", son impresionantes algunos que parecen tranquilos el resto del tiempo. 
Hace unos días uno me recordó a mi mismo. Me e acordado de mi, en estas fechas, antes de casarme y una actividad en específico. 
El parpadeo de mi párpado inferior. 
Era una situación molesta y comenzaba desde octubre (probablemente) y terminaba no sé dónde (probablemente enero).
Me comenzaba a fastidiar en gran medida de las situaciones en las que me tenía que integrar y que no disfrutaba en el inicio del otoño y parte del invierno. Visitar gente, cumpleaños, trabajos de fin de año, el trabajo general, mal pasado y dañado del humo del cigarro. 
Era una bomba de tiempo que fastidiaba en particular a los que me querían ayudar. 
Era horrible. 
Me gustaría que todo eso desapareciera de mi por completo y también de las personas que lo merecen. Pero es un trabajo que uno se tiene que hacer y desearlo de verdad. Y pues muchos estamos como idiotas y nos cuesta trabajo. 

Quiero que nunca más me regrese el "tic", el enojo, el fastidio y disfrutar las fiestas como se debe con mis amoyitos.
Dar amoy y felicidad a mis seres queridos. Como dicta la Navidad. 

Que comiencen las fiestas decembrinas. 


No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...